¿Cuáles son los buenos y malos hábitos en tu matrimonio?  El peor hábito en el mío es que planto una barrera de silencio entre los dos cuando me dice algo hiriente. Uno de los mejores es que salimos solos de viaje  un día al mes, y mucho mejor cuando podemos dormir fuera.

Cambiando tus hábitos cambias tu vida.

1.- Hablar con expresiones cariñosas.

momenttos de arrucoUsar una pizca de términos cariñosos en su conversación diaria puede aportar muchísimo. Cuando hablamos a nuestro marido de manera encantadora, le estamos diciendo que le queremos más que a nadie.

Es básico, pero nuestras peticiones deberían venir acompañadas  de un Cariño o un Cielo: ¿Me acercas esa caja, cariño?, ¿pásame la mantequilla, cielo?; y los detalles y palabras amables que tenga hacia nosotras deberíamos responderlas con su especial  apodo cariñoso: gracias mi pichurri, gracias mi gordi,  gracias flaqui, etc…

Para  implementar este hábito en tu matrimonio haz el propósito de decir un término cariñoso  distinto cada día durante una semana. Después de manejar estos siete términos, aprende  uno nuevo cada semana y  díselos.

Recuerda que los hábitos son los comportamientos automáticos que realizamos todos los días.  Para que algo se convierta en hábito hay que hacerlo repetidamente. 

Y dime, ¿cuáles son los hábitos que mantienen feliz tu matrimonio?