Tener sexo programado regularmente 

¿Alguna vez habláis con vuestra pareja sobre vuestra vida sexual? A nosotros nos ayudó el consejo de un sabio: "no metais a nadie en vuestro lecho conyugal", queriéndonos decir que:

  • aprendiésemos entre nosotros dos, solos
  • descubriendo todo juntos,
  • hablándolo todo entre nosotros y
  • sin contar a nadie nuestra intimidad.  

Con el tiempo hemos descubierto que las relaciones sexuales frecuentes es un pilar en nuestro matrimonio.

Cuando uno de los  cónyuges no está satisfecho en sus necesidades sexuales, la pareja se resiente.  Es fácil llegar a esta situación, por  el agotamiento, la actividad excesiva, la diferencia de tiempos, y otras muchas cosas; todo esto  hace que la vida sexual de una pareja se marchite.

relaciones programadasY  pensad y hablad sobre  tener un momentto sexual programado; sí, planificado con antelación.

Esto es lo que hacemos con los momenttos más importantes, vacaciones, celebraciones de cumpleaños, comidas familiares o con amigos.  Cuando junto con tu marido reserváis  intencionadamente tiempo para hacer el amor, estáis diciéndoos  con palabras y acciones que el sexo es una prioridad.

Recuerda que los hábitos son los comportamientos automáticos que realizamos con frecuencia, cada día, cada semana, cada mes.  Para que algo se convierta en hábito hay que hacerlo repetidamente.

Entre los dos concretad el día, la hora, el lugar; preved una duración adecuada, preparad el ambiente y experimentad. 

¿Te parece que con tanta previsión se pierde espontaneidad, romanticismo, sinceridad ?.  Te aseguro que no. Pruébalo y nos cuentas.